CALIDAD DEL AIRE


La calidad del aire interior de nuestras casas y espacios cerrados, viene dada por la concentración de covs (compuestos orgánicos volátiles), las partículas de polvo en suspensión y la cantidad de iones positivos (los malos).



Los covs son sustancias orgánicas que se evaporan fácilmente a temperatura ambiente y que tienen diferentes grados de toxicidad. Se liberan durante la quema de combustibles como la gasolina, el carbón o el gas natural. Por lo tanto, las ciudades tienen unas concentraciones de covs altísimas… un aire irrespirable!

También los emiten los disolventes, las pinturas plásticas (incluso las mal llamadas ecológicas), aromatizantes, plásticos, las colas de los muebles, ambientadores en aerosol, lacas para el pelo, quita-grasas, detergentes y casi todos los productos empleados en los procesos industriales. En fin, muchísimos de los productos que tenemos en casa, si es que no usamos productos naturales.

Aunque parezca mentira, se ha demostrado que la mayoría de las casas particulares están más contaminadas que las calles de las ciudades, ya que por mucha contaminación que haya en la ciudad, cuando llueve o hace viento, se la lleva... en cambio, en una casa mal ventilada y en la que no se haga una descontaminación periódica de productos químicos -los cuales se impregnan en las paredes y mobiliario- la concentración de cov's va en aumento y eso deriva en muchas enfermedades respiratorias, migrañas y alergias. 


Ese olor que percibes cuando te traen un mueble nuevo a casa, es formaldehído… uno de los más tóxicos. Y no creas que cuando se va el olor ya no desprende covs, sigue desprendiéndolo durante meses e incluso años.

Los iones negativos son los buenos…

En este artículo, publicado en la revista “En buenas manos”, Carlos M. Requejo lo explica perfectamente.

Una atmósfera cargada, como la que nos agobia antes de una tormenta, nos hace sentirnos inquietos, con ahogos, muy desasosegados y potencialmente agresivos, es el estrés electromagnético o electroestrés, causado por la gran carga eléctrica del aire, saturado de iones positivos. Pero después de la borrasca, gracias al efecto benéfico de la lluvia, los iones negativos (iones felices), descargan y refrescan la atmósfera permitiendo el relax y el descanso profundo.

El ambiente interior de nuestras casas y de muchas oficinas, donde pasamos hasta el 80% de nuestro tiempo, está saturado de iones positivos (iones gruñones) Esto es producido por la contaminación ambiental, el aire mal acondicionado, ordenadores y aparatos eléctricos (electrodomésticos) Esto es con frecuencia causa de problemas respiratorios como rinitis, asma y alergias, especialmente en las personas hipersensibles como los niños.

La calidad del aire es una de las causas frecuentes del Síndrome del Edificio Enfermo (SEE), tan frecuente en los espacios interiores y muy electrificados. Este clima artificial, con la atmósfera viciada y muy electrostática, es causa de fatiga y cefaleas y produce una sensación de agobio, pesadez y claustrofobia que se percibe en grandes almacenes, gimnasios, hospitales y muchos edificios de oficinas.

El equilibrio del ambiente bioeléctrico se consigue con el uso de ionizadores, homologados y de calidad, que aseguren una alta tasa de ionización negativa (10.000 - 50.000 iones/cm3) y que estén exentos de ozono (menos de 0,001 ppm de O3)

Los aparatos ionizadores eliminan los problemas alérgicos (asma, fiebre del heno), y facilitan las funciones respiratorias, al garantizar una alta calidad del aire, con una atmósfera limpia y fresca, libre de partículas (polvo, polen, agentes patógenos), como la que encontramos a la orilla del mar o en el lindero del bosque.

Este ambiente ionizado negativamente, como el de un balneario, facilita el relax físico y mental, mejora la memoria y la concentración, y ayuda a superar la ansiedad y la neurosis, sin necesidad de utilizar ansiolíticos ni tranquilizantes. Una atmósfera con iones negativos mejora el entorno de trabajo y aumenta el rendimiento laboral.

Los beneficios de los iones negativos, llamados las vitaminas del aire, han sido demostrados por múltiples investigaciones científicas en biometeorología y los médicos, como los expertos en climatización, saben que un ambiente eléctrico equilibrado es un factor de relax, salud y confort ambiental.




EN LAS CASCADAS ES DONDE HAY MÁS CONCENTRACIÓN DE IONES NEGATIVOS, TAN BENEFICIOSOS PARA LA SALUD

Tabla de ionización de R. Tocquet:

Después de una tormenta
alrededor de 2000
En la montaña
alrededor de 1500
En el campo
alrededor de 750
En una ciudad pequeña
alrededor de 250
En una ciudad contaminada
alrededor de 50
En un automóvil
menos de 10

(No sé en qué unidades de medida está calculado, lo importante es la diferencia entre los diferentes espacios)


¿CÓMO PODEMOS CONSEGUIR UN AIRE LIMPIO, SALUDABLE, FRESCO Y ENERGETIZADO EN NUESTRA CASA?

Si no tienes la fortuna de vivir en la montaña donde el aire es más puro, una buena forma de compensarlo es instalando ionizadores en tu casa. Los iones de polaridad negativa eliminan los malos olores de cualquier procedencia y el aire huele a fresco, como en la montaña. 

Un buen ionizador que genere 500.000 iones negativos/segundo, cubrirá un área aproximada de 5-10 m2 y (los nuestros) cuestan 40€, este tamaño es ideal para baños, cocinas, trasteros y lavaderos. Un ionizador que genere 5.000.000 de iones/segundo cubre unos 60 m2 y cuesta unos 200€. Los más caros se pueden programar, tienen mando a distancia, aromatizan, giran 360º, tienen diferentes velocidades, etc. y valen -para un piso promedio- unos 300€. También existen bombillas ionizadoras por unos 15€.



Además de los ionizadores eléctricos, tenemos las lámparas de cristal de sal, procedentes de rocas naturales formadas a lo largo de millones de años. Una lámpara de sal pequeña, de 2 o 3 kg, ioniza un área de 4 o 5 m2, este tamaño es ideal para tenerlo al lado de la cama. Para un salón de entre 20 y 30 m2 haría falta una lámpara de unos 15 kg o varias más pequeñas y repartidas. Los precios van desde unos 30€ las pequeñas, hasta unos 200€ las de 25-30 kgs. Solo emiten iones negativos cuando la luz está encendida, dando además un color rosa-anaranjado muy bonito y relajante. Importante: el cable debe ser apantallado ya que si no, emite mucho electromagnetismo.



Los generadores de ozono son muy importantes si lo que queremos es un aire completamente libre de alérgenos, microbios y virus. El ozono es bactericida, fungicida, germicida, desodorante y no crea residuos como los productos químicos. Se puede usar para desinfectar el aire y el agua. De hecho el ozono se usa en los quirófanos para asegurarse de que todo esté esterilizado. En tu casa puedes tener ozonizadores de aire y de agua con poca inversión. Además podrás eliminar los pesticidas de frutas y verduras, lavándolas con agua ozonizada. 

Los precios van de 40€ a 300€ dependiendo del tamaño y cantidad de ozono que genere, así como si es para el agua o el aire; siempre hablando de aparatos domésticos, pues tenemos otros aparatos para comercios e industrias. 

Generador de ozono para el grifo de la cocina. Desinfecta el agua eliminando olores, sabores, microbios y patógenos. 110€


Generador de ozono para el aire; cubre 10-20 m2. Elimina los tóxicos del ambiente así como malos olores y polvo. 36€ c/u

Los anteriores productos son útiles y efectivos, pero si quieres algo mejor, más duradero y de lo que te olvides completamente, te recomiendo nuestra pintura fotocatalítica, fabricada por la empresa italiana Global Engineering. Esta pintura -de la cual somos distribuidores en exclusiva para España y Portugal- inhibe la proliferación de hongos, bacterias, virus, polvo en suspensión y cualquier alérgeno que se encuentre en el aire. Para funcionar solo necesita luz y oxígeno, por lo que tendrás un recubrimiento en las paredes que funcionará como un purificador de aire, sin ningún gasto añadido, durante muchos años. 


Las plantas y flores también son importantes… filtran el aire sucio, liberan oxigeno y alegran la vista! Mejor las plantas de hoja carnosa, no puntiaguda. Tener unas flores en la mesa de trabajo te ayudarán a mantenerte saludablemente creativo; una planta viva en el baño aportará equilibrio a una zona con mucho elemento agua; las plantas aromáticas en la cocina -en pequeños tiestos de color rojo, naranja y ocre- te servirán para aportar el elemento tierra necesario si tienes un exceso de plástico o de metal; y en general, las flores blancas siempre aportan pureza y vida. 








En cuanto a los muebles…

La mayoría de los muebles que tenemos en casa no ayudan precisamente a tener un ambiente saludable… generalmente están fabricados a base de tableros aglomerados que emiten formaldehído, encolados con colas químicas y barnizados o pintados con pinturas plásticas.

Los de madera maciza tampoco están exentos de esos defectos… generalmente la madera no proviene de bosques gestionados sosteniblemente y aunque eso no nos provoca ningún problema de salud, sí que afecta a la salud del planeta, pues se talan árboles sin replantar después. Además igualmente, están barnizados o pintados con pinturas sintéticas que emiten cov’s y contaminan el aire interior.



Mejor elijamos muebles reciclados, recuperados y re-decorados con barnices naturales y si son nuevos que sean de madera de procedencia sostenible y tratados con ceras y aceites naturales. Hay para todos los estilos!







Los textiles de fibras sintéticas también emiten substancias contaminantes, sobre todo si tienen algún recubrimiento ignífugo de poca calidad. Además, al ser sintéticos, provocan electricidad estática, atrayendo la suciedad del exterior y generando más polvo que se dispersa por el aire cuando las telas se mueven por el efecto de nuestro paso o del aire.

Incluso la mayoría de las telas de fibras naturales como el algodón o el lino, contienen productos químicos desde su cultivo en la tierra. Cuando las telas se calientan por el efecto del sol, es cuando se pueden desprender. También los tintes y los fijadores de color que se emplean en la industria textil son químicos y emiten estas substancias al aire durante muchos años.


LINO DE CULTIVO ORGÁNICO





Las moquetas sintéticas son de lo peor que se puede poner, pues además de atraer polvo y suciedad, generan mucha electricidad estática, por el efecto de la fricción al caminar sobre ellas. Eso hace que nos carguemos más de estática y nos sintamos cansados.

Los colchones de muelles o espuma sintética también son “atrapadores” de polvo y ácaros, lo que provoca alergias, insomnio, sensación de no haber descansado suficiente, dolores de espalda, etc. Al no ser transpirables, la humedad se condensa y proliferan las bacterias, lo que no es nada saludable.


ALFOMBRA DE CANICAS DE LANA


Partiendo de la base de que no vamos a cambiar todos los muebles de una sola vez, por razones evidentes, os propongo “trucos” o pequeñas intervenciones para paliar y contrarrestar los efectos nocivos de los muebles y textiles que ya tenéis en casa.

Al igual que para recuperar la salud lo más importante y prioritario es limpiar nuestro cuerpo de residuos y toxinas, para después poder tomar las medicinas o complementos nutricionales adecuados y que éstos sean efectivos… para recuperar la salud de nuestra casa, primero debemos limpiar y ordenar, además de tirar todos los objetos personales que no se hayan usado en los últimos 3 años. Según el Feng-Shui, esa es la medida de tiempo que separa un objeto útil de un trasto. Y ya sabemos que los trastos solo sirven para okupar espacio y restar energía vital a la casa.







LA NATURALIDAD NO ESTÁ REÑIDA CON EL BUEN GUSTO


Consejos para “curar” los muebles y textiles y atenuar la emisión de covs:

-Límpialos con detergentes y pulimentos 100% naturales, eso neutralizará las emisiones nocivas.
-Instala un ionizador/ozonizador. Literalmente, se comerá todos los tóxicos. 
-Existen sprays naturales anti-ácaros, a base de aceite de neem (un árbol hindú) que sirven para prevenir la proliferación de ácaros… no los mata, solo previene su aparición. Para eliminarlos debéis aspirar los colchones y textiles con un aspirador anti-ácaros.
-Es mejor aspirar que barrer. Un aspirador de agua anti-ácaros hace que el aire que sale por detrás esté limpio y no contamina más como los otros que al no filtrar los ácaros, los lanzan otra vez al aire.


Una vez esté la casa limpia, ordenada, libre de trastos, llena de iones felices y armonizada… vas a empezar a ver cambios!

Los primeros cambios los vas a notar en tu salud, tu nivel de energía, tu humor… después o paralelamente, vienen cambios en tu entorno… te relacionas mejor con las personas, atraes más energía y por lo tanto experiencias positivas; eres más creativa, lo que afecta también al campo laboral; respiras mejor, te oxigenas más y tu mente funciona de forma más eficiente!






CONCLUSIÓN


Los estudios demuestran que recibimos el 56% de nuestra energía del aire que respiramos, más que del agua y del alimento combinados. La intoxicación debida al excesivo número de iones positivos en el aire, puede considerarse como causa de debilidad, ansiedad, depresión, insomnio y enfermedades del sistema respiratorio que muchos sufren.

Es por este motivo que están proliferando tanto las llamadas "enfermedades ambientales" que provocan en algunas personas el SQM (sensibilidad química múltiple), la fibromialgia, la fatiga crónica, las alergias, etc. Todas estas enfermedades surgen cuando el organismo está intoxicado por los venenos del aire, pero no solo del aire exterior de las ciudades (el más alto nivel de toxicidad) sino, como demuestran muchos estudios, por el nivel de tóxicos en el interior de las casas debido a los productos y materiales que nos rodean. 

Muchas de las personas afectadas de SQM han llegado a ese nivel de toxicidad debido a la exposición prolongada en espacios con un alto nivel de tóxicos, como estudios de revelado de fotografías, laboratorios químicos, empresas de limpieza, pulido de suelos, talleres de barnizado, peluquerías, pintores, agricultores, o cualquier otro trabajo que implicase el contacto continuo con productos químicos.

Lo ideal es vivir en entornos naturales, no contaminados y en casas totalmente libres de materiales tóxicos, tal como proponemos en el artículo sobre nuestro proyecto de cohousing Slow Life. Mientras no llegue ese momento, lo más importante es tener el aire de nuestras casas lo más limpio y vitalizado posible. 


Podemos vivir sin comer mucho tiempo, sin agua unos pocos días, pero sin oxígeno morimos en unos minutos. Por eso es tan importante la calidad del aire, porque el oxígeno es VIDA.

CRISTAL DE HIDRÓGENO Y OXÍGENO (AGUA) DESPUÉS DE ENVIARLE PENSAMIENTOS DE AMOR Y GRATITUD



Autora: Cristina Rueda